¿Cómo usar la consola de comandos en Raspberry Pi?

La consola de Raspberry Pi puede llegar a ser un poco intimidante para los curiosos, en especial si lo ven por primera vez.

Pero sin duda alguna, es una manera rápida, potente y segura de ejecutar acciones en un ordenador, por esta razón, este “artefacto” es muy popular entre la comunidad cibernética.  

Aunque sabemos que Raspberry PI OS está basado en Linux, no necesariamente se requiere de un escritorio para realizar las tareas principales. Para hacer esto, se usa la terminal donde puedes escribir cientos de líneas de código con los que configuras las distintas tareas y automatizarlas.

Pero si se te dificulta un poco usar la consola de comandos Raspberry Pi, hoy en Internautas21, queremos ayudarte con todo lo necesario sin importar la versión que uses. También te dejaremos una lista de los comandos más comunes que debes aprenderte, así le darás un mejor uso a tu consola.

Tabla de Contenido

    ¿Qué es y para qué sirve la consola de comandos de Raspberry Pi?


     

    La consola Raspberry Pi es un dispositivo con el que te comunicas directamente mediante una aplicación y es una de las formas más seguras de programar tareas. Además, hace que el proceso sea muy rápido, también te permite hacer diferentes consultas y puedes conectarte con las distintas funciones de tu proyecto.

    Todo esto estaría controlado por este mini computador, así que claramente es bastante útil y de hecho, usarlo tiene muchas ventajas. A continuación, te mostraremos algunas de las ventajas que tendrás al usar la terminal de tu consola Raspberry Pi:

    Comunicación directa

    Como ya sabes, con la terminal realizarás diferentes consultas y recibirás información relacionada al dispositivo, también sobre las tareas que has estado programando. Para lograr esta comunicación directa, existen miles de comandos que puedes usar en este pequeño aparato.

    Control de usuario

    En una consola de comando Raspberry puedes ser un usuario básico o un súper usuario y hay muchas maneras de indicar esto. Puedes decirle al equipo que eres una de las dos, mientras con la terminal puedes ser ambas; todo depende del tipo de código que utilices.

    Te interesa: Eliminar virus de archivos ocultos en USB

    Control de descargas

    No sería necesario tener un ambiente de escritorio para programar o hacer descargas de ficheros, solo necesitas los comandos para realizar las tareas. Por esta razón, los programadores prefieren escribir líneas de código. En realidad, esta opción es mucho más rápida y segura.

    Facilidad para reprogramar

    Es mucho más fácil y eficaz trabajar desde una terminal de comandos que remover tu Raspberry del proyecto que tienes que realizar en un ordenador. Pero igual vas a tener que usar una conexión SSH para que puedas realizar un control remoto con tu aparato.

    Tipos de lectores de comandos en Raspbian y sus diferencias


    Hay muchas maneras de establecer una comunicación con una consola de Raspberry Pi, pero todas ellas tienen su fundamento en tres tipos de conexiones. A continuación te explicaremos cada una de ellas.

    Shell

    Puede ser toda interfaz de usuario con la que podrías darle órdenes a un sistema operativo y existen distintas Shell. Están las Shell gráficas que son un poco más amigables con los usuarios, porque la otra tiene solo un espacio para escribir líneas de códigos.

    Terminal

    También son conocidos como dispositivos de entrada y salida. En un computador, el Terminal podría ser el monitor y un teclado. Los emuladores de terminales hacen que tengas una mejor comunicación con cualquier tipo de computador, incluso hasta con una consola de Raspberry Pi.

    CLI

    Es un programa encargado de darle la interpretación a todas las instrucciones que los usuarios dan y las hacen llegar a los sistemas operativos. Es la forma de comunicación originaria, así que el Shell sería un tipo de canal mediador usado entre los usuarios y un CLI.

    SSH

    Es una forma de Shell que es capaz de lograr una comunicación remota, incluso en las consolas de Raspberry Pi. Sirve para dar instrucciones, controlar los distintos servidores y también sirve para tener acceso total a las funciones de los equipos y sistemas operativos. De hecho, esta es la manera que más prefieren los desarrolladores para conectarse a un Raspberry Pi desde otro ordenador.

    Consola

    Es una interfaz muy potente, sencilla y limpia, aquí puedes escribir líneas de comandos para lograr lo que tú quieras en un sistema operativo. Raspberry Pi OS está basada en Linux, así que puedes encontrar cientos de consolas gratuitas para que de esta manera tengas una mejor conexión.

    Pasos para poder utilizar la consola de comandos de Raspberry Pi


    La consola de Raspberry Pi OS, conocida anteriormente como Raspbian, se llama “Bash” y es un potente programa donde los desarrolladores escriben líneas de códigos. Con estas líneas de código los desarrolladores o usuarios pueden ser capaces de controlar prácticamente todo.

    Para empezar, debes abrir la consola, luego simplemente enciende tu dispositivo Raspberry Pi, ve el ambiente del escritorio y seguidamente busca un símbolo negro. Este simula básicamente líneas de comando, casi siempre este símbolo se encuentra en la parte superior izquierda del escritorio, ahora solo presiona ese botón.

    Ejecuta los comandos


    Raspberry Pi

    Solo debes saber leer y escribir para usar una consola de Raspberry Pi, pero no es tan básica como todos creen. Te será de mucha ayuda saber una especie de cabecera de información que le dan siempre a los desarrolladores al comienzo:

    Pi: Sería el nombre del usuario que se encuentra conectado.
    @raspberrypi: Este sería el nombre que tiene el mini PC.
    ~: Sería el nombre de la ruta, en este caso es el nombre de la ruta predeterminada.
    $: Sirve para indicar que ya podemos escribir.
    #: Puedes escribir si ya se estableció la conexión de usuario root.

    Y si quieres ser un experto, toma nota de estos trucos que puedes usar en Raspberry Pi:

    Enter:Presiona Enter cuando ya estés listo para enviar el comando que quieras.
    Tabulación:   Te permite autocompletar líneas de códigos comunes, es como una especie de atajo.
    Tecla arriba:  Esta te permite tener un acceso seguro al histórico de comandos que se encuentra dentro de la consola.
    Ayudas:  Puedes conseguir ayuda del SO utilizando el carácter “#” y algunas preguntas textuales sencillas.

    Los comandos más útiles y comunes


    Más adelante tendrás una lista con algunos de los comandos más frecuentes que puedes memorizar o que simplemente debes tener a la mano:

    Sudo: De esta manera le indicarás a la consola de Raspberry Pi que el usuario que está escribiendo los comandos posee el permiso de súper usuario. Te damos un ejemplo sencillo: sudo apt-get update. Este te podría servir para actualizar la lista de paquetes de repositorios de la consola de comandos Raspberry Pi OS.

    Apt-get upgrade: Este comando te facilita la instalación de las actualizaciones que ya han sido descargadas. De hecho, su uso es muy frecuente ya que los desarrolladores de Raspberry hacen cambios constantemente por cuestiones de seguridad.

    Raspi-config: Este comando te permite abrir el menú de opciones del dispositivo, también lo puedes ejecutar, así conoces y eliges las líneas con las opciones disponibles.

    Cd nombredirectorio: Con este puedes tener el acceso a cualquier directorio dentro de tu consola de Raspberry Pi.

    Cd ..: Este comando es muy breve realmente y te permite regresar al directorio anterior dentro de tu consola de comandos de Raspberry Pi.

    Ls: Al colocarlo te muestra la totalidad de archivos y carpetas que tiene la ubicación donde estés en ese momento.

    Mkdir nombredirectorio: De esta manera puedes crear un nuevo directorio en la ubicación donde te encuentras en ese preciso momento, lo utilizarás seguramente con mucha frecuencia.

    Nano/ ruta/ nombrearchivo: Con este comando puedes crear y editar fácilmente cualquier archivo que se ubique dentro del directorio donde te encuentres en ese momento.

    Video de como configurar un Raspberry Pi


    Conclusión


    Hay que tener ciertos conocimientos a la hora de configurar un Raspberry Pi, sin embargo, creemos que siguiendo el proceso y los tutoriales, es posible hacerlo sin importar que seamos novatos.

    Si todavía tienes muchas dudas con relación a este post, recuerda que puedes escribirnos a través de la caja de comentarios. 

     

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información click aquí